LA CARTOGRAFÍA Y OTRAS NARRATIVAS ABIERTAS / PROA21

Artistas: Coni Castagnet, Juan Gugger, Andrés Lima y Nacho Unrrein
Coordinación: Galeria Acéfala
Organizada por Proa21
Auspiciantes: Tenaris – Organización Techint


PROA21 convocó a las directoras de Acéfala para desarrollar un proyecto artístico que hiciera foco en la investigación y en el proceso creativo durante los meses de noviembre y diciembre 2018. 

El proyecto propuesto por Acéfala parte de la problemática del territorio para centrarse en “los bordes”, entendidos como una zona imaginaria posible de ser transitada, que une al mismo tiempo que contamina, difuminando los límites de aquello que pone en contacto: la realidad y la ficción, el original y la copia, la arquitectura y el cuerpo, el arte y la vida. 

Con una modalidad de trabajo abierta se invitó a Constanza Castagnet, Juan Gugger, Andrés Lima y Nacho Unrrein a pensar una propuesta artística propia y en común que implique un deambular y registrar el escenario urbano para llevar a cabo cambios de soportes y tecnologías, tomando el trabajo sobre la materia y la arquitectura en tanto problemática, produciendo un extrañamiento en torno a lo dado, poniéndolo en cuestión. Como el mapa imposible y desmesurado de los cartógrafos del cuento de Borges, el desafío no es intentar representar la realidad sino que crear un nuevo territorio e imaginario que linda con la ficción. 

Se propuso asimismo una dinámica de investigación colectiva que se expanda, invitando a otros artistas y pensadores a reflexionar proyecto desde lo interdisciplinario a través de diferentes instancias de formación, de debate, sociabilidad e intercambio con otros artistas. 

Sobre Acéfala
{NOTA_BAJADA}

Acéfala es un proyecto híbrido ya que además de ser una galería es un espacio de investigación y residencia. En sus primeros años de trayectoria fue tapiada, derrumbada con ondas sonoras, también fue un bunker de resistencia para el desarrollo de economías alternativas y un laboratorio clandestino que mezclaba psicofármacos con dogmas espirituales. Mediante su búsqueda transgresora se configuró como una plataforma para la creación de nuevas experiencias artísticas.

Su búsqueda se orienta a fomentar la creación de obras site specific que cuestionen el espacio físico de la galería y pongan en crisis su concepto. Debido a que su eje no está puesto en la exposición de obra acabada sino en el acompañamiento previo de un proyecto a desarrollar, se implementó la modalidad de “artista residente”, permitiéndole a este producir su obra in situ durante el mes previo a la exposición.

Así, Acéfala ha presentado el trabajo de artistas de distintas regiones del país, en el marco de diversos programas, clínicas de formación y exposiciones, marcados por un compromiso con los proyectos desde su etapa de exploración hasta su posterior realización y proyección.